Empieza bien el día con pan, huevos revueltos con cebolla y tocino, jugo de papaya o piña y té o café.